Hacer la voluntad de Dios…

2250  Con la podadora.jpg“Mi vida será un himno en mi adhesión a su Voluntad adorable en todo lo que Él disponga de mí, sea penoso o agradable”.

Ejercicios Espirituales de 1943, p. 8.

Anuncios

Monedas para comprar almas…

2229 1960 mayo N.M. regresa de Japón con Panchita.jpg“Que yo sepa sacar de estas cruces las monedas de oro, con que compraré innumerables almas”.

Experiencias Espirituales, f. 464.

Ofrecer el trabajo…

2145 image4.png“Esa secretaría en que, sobre todo de noche, trabajaba hasta la madrugada, presenció muchas alegrías e innumerables penas, penas y alegrías que Dios nuestro Señor, infinitamente bueno, hará que fructifiquen, puesto que, unidas a sus méritos infinitos, han venido a ser de un valor casi infinito”.

Carta colectiva, 1º de mayo de 1965.

Amar verdaderamente a Nuestro Señor…

2143 image1.png“Tratemos de amar verdaderamente a Nuestro Señor Jesucristo, hasta el sacrificio, hasta dar la vida como él la dio por nosotros. Pensemos, especialmente en este tiempo, en ese corazón divino traspasado por tantos dolores y amarguras, y entonces nuestras pobres penitas se disminuirán hasta desaparecer en ese mar de penas y de amor”.

Carta colectiva del 5 de abril de 1965.

El sufrimiento…

2120 IMG159.jpg“Quien no sufre, se aleja de Dios. El sufrimiento nos hace acercarnos más a él. Ojalá y ustedes hayan podido hacer algo en favor de quienes están sufriendo”.

Carta a las hermanas en Dublín, desde Roma, el 18 de mayo de 1974.

Qué todos conozcan y amen a Jesús Eucaristía…

2082 Mundo Cruz.jpg“Quisiera que todos le conocieran y le amaran en la Eucaristía, que hicieran consistir toda su dicha en estar a sus pies derramando su corazón, entregándole su ser todo entero; que fueran a Él con los sentimientos del publicano, mas con esa confianza plena del Hijo prodigo, derramar sobre el divino Corazón su contrición, sus angustias, sus dolores y sus alegrías”.

Meditaciones.

Ama a María y no te condenarás…

1867 Con la Madre“Quien ama a María no se condena y quien vive con Ella en cada momento, ninguna pena ni amargura le abate, porque esas mismas penas y amarguras, después de ser aceptadas son depositadas en su amante corazón”.

Notas Íntimas.